TU DOSIS DE INSPIRACIÓN DIARIA

El blog de Esti

Cuando veo fotografías de algunos lugares instantáneamente se activa mi memoria olfativa, es algo increíble. Siempre me sorprende. También me pasa que si cierro los ojos y me centro en una escena concreta puedo invocar los olores; el olor de la lluvia en el desierto cerca de Ouarzazate es algo inolvidable; el olor por toda la casa al té de mi querida Ana Lete al despertar o ese olor áspero de los pasillos de hospital. La sopa de pescado de mi amatxu y las sopitas de ajo de mi abuela. Esas están grabadas a fuego. En este caso, a fuego lento.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Infórmame sobre los próximos talleres, charlas, programas y otras novedades.